4 consejos de neurociencia para aprender un idioma más rápido

¿Quieres dar un salto en tu aprendizaje del inglés, español, francés o cualquier otro idioma? Vea lecciones de neurociencia para lograr su objetivo.

¿Por qué algunas personas son más fáciles con los idiomas?

Según el profesor Carla, la velocidad con la que cada individuo adquiere dominio sobre un idioma está vinculada a múltiples factores.

Una de ellas es la disposición psicológica para el aprendizaje. Puede, por ejemplo, dejar que este proceso esté lleno de vergüenza y el miedo a la exposición. Otra postura más productiva sería estar abierto a prueba y error, sin imponerse la obligación de dominar todo de inmediato.

Aquellos que tienen un tiempo más fácil con los idiomas tienden a ser muy curiosos y ven el aprendizaje como un desafío, no como una prueba.

También es necesario mencionar el papel de las habilidades cognitivas de cada persona. La profesora Carla destaca la llamada «memoria de trabajo», una especie de memoria RAM para el cerebro.

¿Solo estudiar las reglas?

El húngaro Balázs Csigi, con fluidez en 7 idiomas, argumenta que el proceso de aprendizaje puede facilitarse si el estudiante se sumerge en la cultura del país que habla el idioma estudiado.

«Memorizar palabras no es una opción si quieres alcanzar la excelencia», escribe el políglota en un artículo para el sitio web de Business Insider. «En lugar de aprender por repetición, debes ir más allá de la superficie y desvelar la cultura oculta detrás de cada palabra y expresión».

Para justificar su tesis, el húngaro analiza el significado de la palabra inglesa «reasonable», ampliamente utilizada en expresiones como “reasonable guy”, “reasonable time”  o “reasonable request”. En español, el término equivalente sería «razonable» o «sensible», pero se usa mucho menos que en inglés.

La razón es cultural. Según Csigi, el uso frecuente de “reasonable”, un adjetivo que se origina en la “reason”, tiene que ver con la admiración de la sociedad anglosajona por conceptos como la razón, la ciencia, la lógica y el sentido común.

Para asimilar esta o cualquier otra palabra, dice, es necesario comprender su significado más profundo para las personas que lo usan. De ahí la importancia de estudiar la cultura en paralelo con las reglas gramaticales y léxicas, y así dar un salto en su aprendizaje.

¿Cómo dominar un idioma más rápido?

Basado en los conceptos y estudios de neurociencia, es posible proponer algunos consejos prácticos para acelerar el proceso de adquisición del lenguaje.

Aquí hay 4 de ellos:

1. Ponga su aprendizaje en contexto


Imagine qué debe decir en francés la frase «Necesito un teléfono con urgencia» en dos situaciones diferentes: en el aula, durante un ejercicio oral o en medio de una calle oscura en París, después de haber perdido sus documentos. ¿En qué punto exigirás más de tu cerebro?

La respuesta es obvia. «Cuanto mayor sea la necesidad de comprender un idioma o de expresarse en él, más rápido será el aprendizaje», dice Carla. Es por eso que muchas personas se desarrollan rápidamente en un idioma cuando viven en el extranjero. La vida real es mucho más exigente que las simulaciones: aprendes o no sobrevives.

2. Mira la misma película extranjera 3 veces

Otro método simple para impulsar su aprendizaje es ver una película que se habla en el idioma que está estudiando tres veces. En el primero, habilite los subtítulos en portugués. La próxima semana, vea todo con subtítulos en el idioma extranjero. La tercera y última vez, reproduce el video sin subtítulos.

Según Carla, esta es una forma interesante de mejorar su procesamiento auditivo. La tercera vez que vea la película, sin subtítulos, ya sabrá la historia y tal vez recuerde varios diálogos.

Por lo tanto, establecerá asociaciones entre forma, sonido y significado, además de entrenar el reconocimiento de varias palabras en el otro idioma.

3. Escuche (muchas) música

Este consejo es especialmente válido para aquellos que ya han tenido contacto con el idioma estudiado a través de las canciones.

¿Amas a cierto artista que canta en francés, español o inglés, por ejemplo? Cuando lo escuche, especialmente si tiene la letra en la mano, es probable que intente entender lo que canta.

Aquí está la gran contribución de la música extranjera al estudio de idiomas, dice Carla. «La perspectiva de finalmente entender una carta que nunca entendiste trae mucha motivación, que es una condición básica para el aprendizaje», explica el experto.

4. Usa expresiones en el otro idioma tanto como puedas

Otro consejo del neurocientífico es usar el idioma extranjero con la mayor frecuencia posible en su rutina.

Según Carla, cuanto más use el idioma en situaciones cotidianas, más rápido lo incorporará a su repertorio, hasta el punto de que las palabras saldrán automáticamente de su boca ante cada evento.

«Si encuentra pedante decir palabras extranjeras en medio de una conversación con otro brasileño, al menos haga el ejercicio mentalmente», dice el profesor. «Aún así, hablar en voz alta es más recomendable, porque te permite escuchar tu propia pronunciación y corregirla gradualmente”.

Si estas interesado en seguir algún curso de idioma, contáctenos! Focus Instituto.

Fuente: Exame